miércoles, 27 de julio de 2016

15 de AGosto de 2016. FRASER ISLAND

A pesar de no ser necesario, nosotras madrugamos… ya le hemos cogido la marcha al tema…. Desayunamos bien y esperamos a que nos lleven de nuevo de excursión… Hoy toca ver muchos sitios, así que los tiempos son claves!!! David nos los da con pelos y señales! 10,33; 11,44… en fin… un horror, pero entendemos que tiene que ser así…
Los sitios que visitamos hoy también son espectaculares:
·        Desde el resort nos lleva por la orilla oeste de la playa de la isla que tiene una longitud de 130 km y se convierte en la vía principal de la isla cuando hay marea baja. De hecho encontramos mucho tráfico! El mar está bravísimo y las playa es espectacular. La primera parada es para hacer el vuelo escénico por la isla, todo aquel que quiera pagar el módico precio de 80$ por 15 minutos. Son avionetas para 8-10 pasajeros que te dan una vuelta por la isla y por el océano circundante en busca de ballenas. Algunos pasajeros bajan para hacer el vuelo escénico, pocos en realidad. Me molesta que tenemos que ir a esperar donde aterrizan a que lleguen… Esta debería ser una actividad organizada al margen, no pueden supeditar la actividad de todos los turistas al gusto de unos pocos…



·        Champaigne pools: aquí a mí se me quita el mal humor… ;-) En realidad la vista del lugar no impresiona, ya que son dos balsas creadas por las rocas que hay en algunas zonas de la playa y que gracias a la acción constante de las olas, han ido ganando en profundidad. 






Pero, a pesar del mal tiempo que hace, aquí sí que decido bañarme y la experiencia realmente merece la pena… A las balsas llega constantemente agua de las múltiples olas que agitan el Pacífico y así es como se forman las burbujas del champagne…. El agua no es muy fría y mientras se está dentro del agua con las olas golpeando tú cabeza, se está muy a gusto… otra cosa es cuando sales… brrrrrrrr






·        Indian head. Esta es una elevación que hay en esta misma playa en la zona más al norte. Esta colina se eleva sobre el Pacífico dividiendo la playa en dos. La subida es fácil pero un poco escarpada (hay que llevar buen calzado) y las vistas desde arriba son espectaculares. 

El indian head es el que se ve al fondo




También desde allí vemos algunas ballenas...



·        The Pinacles: Esto es simplemente una zona en la que la montaña de arena que circunda la playa se ha desmoronado, mostrando la increíble belleza de los colores que toma la arena al sufrir diferentes reacciones químicas bajo la superficie de la tierra. Han hecho por supuesto un pasadizo para ir a verlo y la duna derruida está vallada.




·        Maheno Wreck: Es el esqueleto de un barco encallado en la playa en 1935. Fue un barco de vapor que llevó a más de 400 pasajeros en viajes ordinarios de Australia a Nueva Zelanda y que en la 1º Guerra mundial se usó como hospital entre UK y Francia. Al final fue vendido a los Japoneses, que cómo les resultaba caro llevárselo a Japón lo dejaron anclado en Australia. Un ciclón lo arrancó del lugar donde se encontraba y lo llevó a la isla de Fraser, donde lo encalló en la arena…. Ahí lleva mas de 80 años….  La verdad que da imágenes curiosas… A Gemma le impresiona especialmente el barco y su historia.




·        Eli Creek: es el mayor arroyo de la isla (como he dicho los hay por cientos) y desemboca muy cerca del barco. La gracia de esta parada consiste en tirarse con unos flotadores de goma desde unos metros más adelante para llegar a su desembocadura en la paya…. Vamos, nada realmente muy excitante. Aquí nos tienen 50 minutos… en fin…  El lugar no merece especialmente la pena.


·        Cathedral Beach: es como se llama la zona de picnic donde paramos a comer, y que tiene bar y tienda. La playa que tiene delante, espectacular, pero como el resto que cubre los 130 km. El mar está movidísimo en esta costa, sin embargo, en la costa este que da a tierra firme, es una balsa de aceite… impresionante!




A las 3 nos vuelven a llevar al Eurong para que hagamos las últimas compras (cosa que, ya totalmente sumergidas en el papel, hacemos) y nos vamos hacia el embarcadero: Kingfisher bay, que está en el lado este. El cruzar de un lado a otro en esta zona es una hora de caminos de arena por una selva densa preciosa…. Casi es lo que más nos gusta de todo el viaje!
La isla es realmente un lugar único, muy impresionante y con puntos especialmente bonitos, pero si tienes un espíritu mínimamente aventurero, es mejor hacerlo por tu cuenta o tal vez en excursiones que ofrezcan una mayor inmersión en la naturaleza de la isla, que creemos que las había..

Dormimos de nuevo en el Friendly hostel estupendamente. La cena la realizamos en un restaurante Thai, en el que caemos por casualidad y que queremos recomendar especialmente, ya que la comida estaba buenísima y era bastante barato. Está en la Esplanade, un poco más al sur de donde se sale con el Friendly (no recordamos el nombre).

No hay comentarios:

Publicar un comentario